WASHINGTON (AP) — La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca condenó el martes la agresión ocurrida la noche anterior contra un camarógrafo de televisión durante un mitin político del presidente Donald Trump en El Paso, Texas.

El presidente de la asociación, Oliver Knox, dijo el martes que el grupo está aliviado de que “en esta ocasión, nadie resultó severamente lesionado”.

Knox dijo que el presidente debe dejar claro a sus simpatizantes que la violencia contra los periodistas es inaceptable.

Una breve riña ocurrió el lunes en la noche en la plataforma de prensa cuando un hombre comenzó a empujar a miembros de la medios y fue sometido.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que el presidente “condena todo acto de violencia contra cualquier individuo o grupo de personas, incluidos los miembros de la prensa”.

“Pedimos a todos los que asisten a un evento que lo hagan de manera pacífica y respetuosa”, afirmó Sanders.

Eleanor Montague, directora de noticias en Washington para la cadena de radio y televisión británica BBC dijo en un tuit que el camarógrafo de la BBC, Ron Skeans, fue agredido durante el mitin y que se encuentra bien.

Montague afirmó que el presidente y otros oradores “atizaron” a la multitud “contra la prensa”. El senador republicano Ted Cruz, de Texas, y Donald Trump Jr., estuvieron entre los oradores de la reunión, que se enfocó en la seguridad fronteriza.

Michael Glassner, director de operaciones del equipo de campaña para la reelección de Trump, dijo que el individuo que “escenificó un altercado físico con un camarógrafo de un medio noticioso” fue retirado del lugar. Elogió la “veloz intervención de la seguridad del lugar y los policías”.