NUEVA YORK (AP) — Richie Incognito, guard de los Raiders de Oakland, fue suspendido sin derecho a paga por la NFL para los primeros dos partidos de la temporada regular por violar las normas de la liga sobre conducta personal.

Incognito se declaró culpable en abril de cargos por alteración del orden público en Scottsdale, Arizona, tras ser acusado de amenazar a los empleados de una funeraria en la que se hallaba el cuerpo de su padre.

Los Raiders contrataron a Incognito en mayo después que el jugador de 36 años se perdiera la temporada pasada tras haberse retirado.

Incognito ha jugado por 11 campañas en la NFL y ha sido elegido al Pro Bowl en cuatro ocasiones. Es uno de los aspirantes a la titularidad como left guard de Oakland con mayores posibilidades de quedarse con el puesto.

Sin embargo, sus conductas fuera de las canchas lo han convertido en un polémico elemento. Fue suspendido por amedrantar a Jonathan Martin cuando eran compañeros de equipo en los Dolphins de Miami, fue acusado de hacer comentarios racistas a un rival durante un juego de postemporada en enero de 2018 y ha tenido un par de roces con la policía luego de su retiro al final de la temporada 2017.

Incognito podrá participar en entrenamientos y partidos de la pretemporada. Podría regresar al roster de jugadores activos de los Raiders el 16 de septiembre.