CIUDAD DE GAZA (AP) — Naciones Unidas instó a encontrar una vía alternativa para llevar combustible a la Franja de Gaza de forma urgente, advirtiendo de la disminución del suministro necesario para el funcionamiento de hospitales, la recogida de basura, el bombeo de agua o el tratamiento de aguas residuales.

El llamado realizado el domingo en la noche por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) llegó dos días después de que cientos de palestinos destruyeron la terminal de combustible en el principal cruce fronterizo para mercancías con Israel, el único punto de entrada de combustible en el territorio. Según las autoridades, la reparación de los daños podría demorarse meses.

Israel culpó a Hamas, el grupo insurgente que gobierna Gaza, de lo sucedido. El grupo islamista no realizó comentarios en público al respecto.

El cierre se produjo en un momento en que Hamas intenta romper el bloqueo impuesto hace una década por Israel y Egipto con masivas protestas fronterizas. Se espera que la más multitudinaria tenga lugar más tarde el lunes.