WORCESTER, Massachusetts, EE.UU. (AP) — Una subsidiaria de la cadena de grandes tiendas Target pagará 2,3 millones de dólares en una demanda colectiva iniciada por una mujer de Massachusetts que la acusó de prácticas ilegales en el cobro de deudas, de acuerdo con actas judiciales.

Target Enterprise Inc. pagará 7.500 dólares a Gabrielle Carlson y 300 dólares cada uno de los 5.484 residentes del estado, informó el diario Telegram & Gazette. Un juez aprobó el acuerdo el lunes.

Los abogados de Carlson demandaron a la empresa hace dos años, alegando que violó la ley estatal al efectuar más de dos llamados semanales para el cobro de deudas. Carlson dijo que Target la llamó al menos seis veces en una semana.

Target no reconoció haber violado ley alguna. Los abogados de Carlson no respondieron a los pedidos de declaraciones.