JERUSALÉN (AP) — El ministro de defensa de Israel designó el domingo a una comisión para investigar la compra de submarinos alemanes por parte del gobierno hace varios años, lo que podría agravar más sus malas relaciones con el primer ministro Benjamin Netanyahu.

La compra de los submarinos por 2.000 millones de dólares hechos por la empresa Thyssenkrupp está en el centro de un escándalo de corrupción en que siete empresarios, entre ellos siete allegados de Netanyahu, han sido señalados como sospechosos.

Netanyahu, quien está siendo enjuiciado en otros casos de corrupción, no es sospechoso en este caso. Pero varios críticos, entre ellos el que era su ministro de defensa cuando se realizó la compra en el 2015, han dicho que Netanyahu incurrió en conducta indebida y pudo haber tenido conflicto de intereses.

El ministro de defensa Benny Gantz, quien es socio en la coalición de gobierno de Netanyahu, sostuvo que decidió obligado a nombrar a la comisión tras consultar durante varias semanas con expertos legales y funcionarios de defensa. Afirmó que la comisión, que será encabezada por un juez retirado, difundirá sus conclusiones dentro de cuatro meses.

Gantz y Netanyahu formaron coalición en mayo tras rivalizar en tres elecciones en las que no hubo un claro ganador. Pero el gobierno, supuestamente enfocado en combatir la pandemia de coronavirus, ha estado plagado por pugnas internas y parálisis.

Si los dos rivales no llegan a un acuerdo sobre el presupuesto para el 23 de diciembre, el país podría verse obligado a ir a otras elecciones en la primavera, justo cuando la comisión deberá publicar sus conclusiones.